José Luis Ambrosino: "hay que mantener el objetivo que nos impuso el padre Rosso de una Santa Fe sin ranchos"

: :

José Luis Abrosino, referente de los Sin Techo de la ciudad de Santa Fe, dialogó con Antología Magazine sobre cómo están pasando la cuarentena y la emergencia sanitaria los barrios más humildes de la localidad.

“Viviendo angustia y un poco de esperanza para que la situación vaya frenando. Nuestra gente, la de los barrios, la de los 1400 ranchos que visitamos, se lo tomó con serenidad”, dijo en primer lugar el entrevistado para afirmar “el tema de la higiene, cuando las condiciones de vivienda son muy malas, es muy difícil mantenerlo. Pero con el esfuerzo de la gente y la ayuda oficial, la situación se va sobrellevando”.

“La realidad es que la cuarentena es muy difícil de cumplirla en los términos en los que se cumple en los sectores medios o altos. Las condiciones de habitabilidad y las casas son muy chicas para que cinco o seis personas vivan juntas“, destacó.

Ayuda gubernamental
“No tenemos grandes problemas ni grandes reclamos. Ayudó la Tarjeta Alimentaria, los bonos de tres mil pesos y están expectantes por el cobro de los diez mil pesos. Tenemos alguna demora en la campaña de distribución de bolsones, en algunos barrios no ha llegado. No es tan fácil llegar a 40 mil familias pobres que hay en Santa Fe. No es fácil que llegue y está un poco demorado”, confirmó.

En este sentido, admitió “Los dirigentes y las personas teníamos mucho miedo al principio con todo lo que está transcurriendo. Las condiciones de higiene y de aislamiento no se pueden cumplir, pero no tenemos que ser negativos. La gente lo tomó seriamente, usa los protectores de bocas, cumplió. Está más o menos bien asistida. Es una emergencia que la pasamos con dificultades, pero nunca tuvimos un reclamo de pánico o miedo. La gente está siempre dispuesta”.

“Para la gente pobre el problema de la muerte es bastante cotidiano, no se asusta tanto. La situación es relativamente buena y ordenada, hasta el momento. Nosotros decimos siempre, pensemos en un día de tormenta la gente que vive en un rancho cómo sobrevive. Invitamos a que se sumen para que esto vaya limitándose”, dijo por último.