Se cumplen 37 años de Clics Modernos de Charly García

  • Se cumplen 37 años de Clics Modernos de Charly García

    Clics modernos es el segundo álbum de estudio solista del músico argentino Charly García, lanzado el 5 de noviembre de 1983. Considerado por la edición argentina de la revista Rolling Stone como el segundo mejor disco de la historia del rock argentino​ y por la revista estadounidense Alborde como el tercero entre los 250 mejores de la historia del rock iberoamericano. Este material fue presentado los días 15, 16, 17 y 18 de diciembre en el estadio Luna Park, acompañado por Pablo Guyot (guitarra), Alfredo Toth (bajo), Willy Iturri (batería), Gonzalo Palacios (saxo), Daniel Melingo (saxo), Fabiana Cantilo (coros) y Fito Páez (teclados).

    La Historia

    Primavera del 83, mientras que Bob Dylan entregaba al mundo un clásico álbum como lo fue Infidels, al otro extremo del charco, Carlos Alberto García nos daba Clics Modernos, su segundo álbum de estudio como solista. Uno de los trabajos más transgresores de la rica historia del rock argentino y para muchos el mejor disco de la del rock en castellano.

    Charly García en el Electric Lady Studios - 1983

    Para ser más precisos, el álbum fue grabado en el Electric Lady Studios (que fuera propiedad del legendario Jimmy Hendrix) en la ciudad de Nueva York. En la guitarra colaboró el gran Larry Carlton, quien ya había trabajado con gigantes de la talla de Steely Dan, John Lennon o Michael Jackson. Para la percusión, al no contar con un músico fijo (diferencias creativas con los posibles acompañantes), se decidió trabajar lo más que se podía con batería electrónica, exceptuando contados momentos donde el músico acompañante tocaba estrictamente lo que Charly le pedía hacer. Lo mismo ocurrió en el bajo. El loco la tenía re clara ahí.

    Todos conocemos la mítica portada del disco, el cual es una fotografía que Uberto Sagramoso le sacó al bonaerense mientras caminaban por los barrios de Nueva York. En un muro se encontraba dibujado una curiosa sombra junto al nombre de la banda “Modern Clix”. A Charly le gustó y consiguió una tapa para su álbum… y también el nombre del disco:

    "Al disco yo lo iba a llamar ‘Nuevos Trapos’, pero en una calle había una figura como la que pintaban acá de los desaparecidos, pero en negro, y decía 'Modern clix', y me pareció un muy buen nombre. En realidad, era un grupo de ahí. La nave despegó".

    El disco marcó una revolución para la escena argentina y sudamericana. El sonido, aunque al principio generó algo de rechazo por sus seguidores de toda la vida, terminó por conquistar a todo el que lo oyera.

    Temas tan emblemáticos como “Nos siguen pegando abajo” o “No me dejan salir” se convirtieron en hits radiales en todo habla hispana, pero siempre manteniendo una fuerte carga política y protestante, mientras que célebres obras como “Los dinosaurios” se volvieron himnos en contra de la dictadura militar que estaba azotando Argentina es esos años, siendo este último un tributo a todos los desaparecidos por el terrorismo de Estado. Algo que preocupó al cantante considerando la situación política que vivía el país:

    “Milagrosamente no me llevaron preso, ni me torturaron. Me pasó lo que le pasó a cualquier tipo que tenía el pelo largo: que me llevaran frecuentemente a comisarías, por ejemplo, para pedirme explicaciones sobre las letras de las canciones”.

    El disco se tocó en directo pocas semanas después (luego del fin del régimen) en el mítico Luna Park en donde también colaboraron unos jóvenes Fito Páez y Fabiana Castillo. Se tocó 4 días seguidos, siempre con la consigna de “no dejar de luchar”.

    Rolling Stone Argentina lo coloca como el segundo mejor disco de la historia del rock argentino, mientras que otras revistas como la norteamericana Alborde la considera como el tercero de los “250 mejores álbumes de la historia del rock iberoamericano”.

    Irreverente como él mismo, pero a la vez contestatario. Ese es Clics Modernos, que a 37 años de publicado todavía pone las reglas en el género. Una pieza tanto para disfrutar como para estudiarla. Gracias maestro por semejante lección.