Murió por coronavirus el mítico productor estadounidense Hal Willner

Murió por coronavirus el mítico productor estadounidense Hal Willner

El productor discográfico Hal Willner murió de complicaciones relacionadas con el coronavirus. Tenía 64 años.

En su currículum se destacan varias producciones para Lou Reed (sus álbumes “Ectasy”, “The Raven” y “Lulu”), hasta el punto que entre ellos se estableció una estrecha amistad. También materializó el aclamado álbum “Strange Weather”, de Marianne Faithfull, quien por estos días también se encuentra hospitalizada a causa del coronavirus.

Su impecable trabajo con Faithfull motivó que Lucinda Williams insistiera hasta conseguir que hiciera lo mismo con su disco “West”. Otro nombres que también se beneficiaron de su inconfundible toque fueron William S. BurroughsNilssonLaurie Anderson y Allen Ginsberg.

Aunque quizás donde dejó su más peculiar impronta en el ámbito discográfico fue en singulares álbumes de covers. El más conocido, quizás por ser el primero y ser una original novedad, lo firmó en 1981 cuando produjo “Amarcord Nino Rota“, un disco de covers en clave jazzística de temas compuestos por Rota para películas de Federico Fellini. En él participaron las leyendas del jazz Wynton y Branford Marsalis y Bill Frisell, y Debbie Harry, la vocalista de Blondie, poniendo voz en “La Dolce Vita”. Los lanzamientos posteriores incluirían homenajes al ícono del jazz Thelonious Monk, a Leonard Cohen y al compositor Harold Arlen.

En su álbum de 1988 “Stay Awake: Various Interpretations of Music from Vintage Disney Films” participaron Michael StipeRingo StarrTom WaitsSinead O’ConnorThe ReplacementsJames Taylor y muchos aclamados músicos más que reinterpretaron algunas de las melodías clásicas de Disney. Aunque quizás la cima en este ámbito lo supuso en 1992 su particular homenaje a la música de Charlie Mingus, donde no dudaron en participar Leonard Cohen, Chuck DDiamanda GalásElvis CostelloKeith Richards y Charlie Watts.

Y aún queda uno de esos particulares homenajes aún por publicar -en formato documental y álbum-, el dedicado a la emblemática banda de glam rock T. Rex, obra en la que entre muchísimos otros (U2Elton John) ha participado la cantante Joan Jett, que precisamente ha tuiteado hace unas horas que “la industria musical ha perdido a un increíble miembro de nuestra comunidad”.

Con el paso de los años, el cambio de gustos y de maneras de consumir, así como las cambiantes prioridades de las discográficas, hicieron que aquellos álbumes-tributo no tuviesen continuación, aunque adquirieron el formato de conciertos, como uno dedicado a Leonard Cohen realizado en Canadá.

Entre los otros artistas reconocidos que aparecieron en las compilaciones de Willner se cuentan BonoIggy Pop y Todd Rundgren. El trabajo más reciente del productor, “Son of Rogues Gallery: Pirate Ballads, Sea Songs & Chanteys”, fue lanzado en 2013.

Parte de lo que inspiró a Willner a unir estilos musicales tan eclécticos fue su peculiar sentido del humor. Es un rasgo que afirmó haber tenido desde que era chico. “Yo era un niño que andaba hablando solo, y solía tener problemas para dibujar caricaturas, me encerraba en mi habitación y me metía en el mundo de los sueños”, explicó el productor en 2017 en el New York Times. “Simplemente me dediqué a la televisión y los discos, y eso fue realidad para mí”.

Este veterano de la música también tuvo un papel fundamental en el histórico programa de la TV estadounidense “Saturday Night Live”, supervisando la música utilizada en los sketchs desde 1980.

También trabajó en el cine, produciendo la música para varias películas de alto perfil, incluyendo “Pandillas de Nueva York” de Martin Scorsese y “Ricky Bobby: Loco por la velocidad” (“Talladega Nights: The Ballad of Ricky Bobby”) de Adam McKay.

En los últimos tiempos, Willner no podía ocultar su desconcierto y enojo ante lo que el percibía como un desinterés de la gente por la cultura marginal. Hace tres años escribía: “No sé qué es lo que inspira a la gente actualmente. Igual no necesitan inspirarse de esa manera. ¿Tienen héroes estas dos últimas generaciones? No estoy seguro de ello. Voy ahora a la Avenida A y escucho de qué esta hablando la gente , y no es cultura. Cuando murió John Lennon no pude ir a trabajar durante dos días. Dudo de que ellos tengan a alguien que lo consideren así, un autor, un poeta, el que sea. Ellos fueron las personas que nos hicieron como somos”.