Falleció a los 75 años Phil May, cantante de Pretty Things

Falleció a los 75 años Phil May, cantante de Pretty Things

Phil May, cantante de la banda británica Pretty Things, murió hoy a los 75 años.

Escucha sus grandes éxitos

Los representantes de la banda confirmaron la noticia mediante un comunicado: “Es con profunda tristeza que la gerencia de Pretty Things tiene que anunciar la muerte del cantante principal de la banda, Phil May. Phil falleció a las 7.05 de la mañana del viernes 15 de mayo en el Hospital Queen Elizabeth, Kings Lynn, Norfolk. Tenía 75 años. Había estado encerrado en Norfolk con su familia y, durante la semana, Phil había sufrido una caída de su bicicleta y se había sometido a una cirugía de cadera de emergencia, después de lo cual surgieron complicaciones”.

Conocidos por sus feroces presentaciones en vivo, Pretty Things surgió a mediados de los años 60 gracias a su sonido distintivo de blues rock. Entre sus éxitos se cuentan “Rosalyn”, “Honey I Need” y “Don’t Bring Me Down”, el último de los cuales alcanzó el número 10 en la lista de singles del Reino Unido.

El grupo también era conocido por su estilo salvaje. Sus miembros lucían cabello largo, consumían drogas y mostraban con orgullo una actitud de contracultura, muy lejos de la sociedad inglesa normalmente pacata de esa época. La bisexualidad de May también lo convirtió, sin querer, en uno de los primeros iconos de la comunidad LGBTQ.

En una entrevista de 2018 con The Guardian, May dijo que el bullying en la escuela lo había preparado para ser un paria social. “Para cuando Pretty Things llegó a las pantallas de televisión, estaba acostumbrado a que me maltrataran y escupieran y me golpearan, porque había sucedido cuando éramos estudiantes de arte”, dijo. “Habíamos hecho nuestro aprendizaje como extraños”.

Las formas bulliciosas de The Pretty Things fueron en parte culpables de la incapacidad de hacer crecer a sus fans más allá de las costas de Inglaterra. Por ejemplo, una gira por Nueva Zelanda en 1965 se interrumpió después de que May se burlara del trato que el país le daba a su población nativa maorí, con más discusiones y enfrentamientos en los pubs locales después del set. La banda fue deportada y el parlamento de Nueva Zelanda los prohibió de por vida.

El LP de 1968 “S.F. Sorrow” marcó un cambio estilístico para la banda. A menudo considerado como el primer álbum de rock-opera, el lanzamiento vio a Pretty Things abrazando un sonido psicodélico. Aunque el disco se vendió mal en su momento, pasó a ser considerado como un clásico de culto.

Si bien Pretty Things nunca obtuvo un éxito importante en los charts, su influencia se sintió entre muchos otros artistas. Jimi HendrixAerosmith y los Ramones son solo algunos de los músicos que han celebrado el trabajo de Pretty Things. David Bowie también era un reconocido fanático, versionando dos de las canciones de la banda – “Rosalyn” y “Don’t Bring Me Down” – en su álbum de 1973 “Pin Ups”.

En 2014, May fue diagnosticado con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y enfisema. Aunque la condición desaceleró su ritmo, el rockero continuó girando y grabando con Pretty Things con la mayor frecuencia posible. El álbum más reciente de la banda, “The Sweet Pretty Things (Are in Bed Now, of Course…)”, salió en 2015. Su último concierto fue en 2018, una actuación en el O2 Arena de Londres. El show fue filmado para un álbum en vivo y una película titulada “The Final Bow”. Van Morrison y David Gilmour de Pink Floyd estuvieron entre los invitados especiales para unirse a la banda en el escenario.

En 2019, May se refirió a la presentación de “The Final Bow” como “un golpe sísmico, emocional y una verdadera pérdida de vidas”, y señaló que el grupo se vio obligado a terminar su exitoso camino en las giras debido a problemas de salud. Aún así, vio la grabación del último concierto “como un tributo duradero a la banda que amo, la vida que hemos vivido y la forma en que la hemos vivido, en música e interpretación, no tiene paralelo”.